sábado, 17 de diciembre de 2011

LECTURA Y ESCRITURA EN EDUCACIÓN INFANTIL Y 1º DE PRIMARIA TAMBIÉN.

 Copio literalmente la entrada del blog:

 


Como tuvimos una reunión hace poco y surgieron dudas y preocupaciones sobre el tema de la lectoesctitura, me ha parecido interesante la reflexión que este blog se hace sobre el tema  y cómo se ve desde infantil.
Yo, ya os conté mi opinión sobre el tema.
Podéis acceder al mismo desde la imágen o desde el título de la entrada.

LECTURA Y ESCRITURA EN EDUCACIÓN INFANTIL

Desde el blog "familia y cole" nos ofrecen dos entradas en las que se trata un tema muy interesante desde un punto de vista que quiero compartir con vosotros. Espero que sea para vosotros igual de constructivo que lo es para mi.




Trabajo como orientador en Educación Infantil y Primaria. Una compañera y amiga de Infantil me ha animado a escribir una entrada sobre este tema. Ciertamente pone de manifiesto una preocupación que no es exclusiva suya, sino que creo que está generalizada entre las maestras de esta etapa y las familias con niños de esta edad.
Como orientador me he venido percatando de esta realidad. En dos entradas voy a realizar algunas consideraciones sobre el tema.
En esta primera entrada voy a intentar reflejar algunas situaciones, quizás desde un punto de vista negativo, no lo niego, pero quiero resaltar este aspecto. Concretamente voy a explicar algunas de las circunstancias que están sucediendo en muchos casos con la lectoescritura en Educación Infantil.
1º. Aspecto prioritario y casi exclusivo
Está ocurriendo que no solo la iniciación, sino que el aprendizaje de la lectoescritura se está convirtiendo en un aspecto prioritarioen esta etapa.
Esto supone que es a lo que más tiempo se dedica, en el que más se insiste. Sobre todo en el último año (Infantil 5 años) es la tarea más sistematizada de enseñanza en el aula.
2º. Se desplazan otros aprendizajes
Al tomar protagonismo la lectoescritura, quedan desplazados otros aprendizajes básicos que deberían tener más peso en la etapa de Educación Infantil. Hablo de la psicomotricidad, de la orientación y estructuración espacial, del ritmo, del lenguaje oral y la comunicación, la conciencia fonológica, de las habilidades sociales, de la creatividad… y no digamos del juego.
Cuando encuentro niños con dificultades y sugiero a sus maestras que necesitan trabajar alguno de los aspectos anteriores, la reacción suele ser la misma: “Uff, a ver si me da tiempo y puedo hacer algo de eso…”
3º. Se genera estrés
El último año de Educación Infantil se vive con mucho estrés.
En primer lugar de la maestra o del maestro, que agobiada ve que no consigue que TODOS los niños sigan el ritmo (algo completamente normal en esta edad) y que no se cumplan los objetivos programados. Frases como “no nos va a dar tiempo“, “voy muy retrasada“, suele ser una manifestación.
El estrés se contagia a los niños, que se agobian de ver que tampoco ellos lo consiguen. Y por último, se contagia a las familiasque comprueban que su hijo se queda atrás.
El estrés se completa con algunas jornadas maratonianas donde el alumnado se da un “atracón de hacer fichas y sus maestras de corregirlas.
4º. Niños que no pueden seguir el ritmo
Algunos niños no siguen el ritmo… y el que se descuelga cuesta recuperarlo.
Esto es normal, el aprendizaje de la lectoescritura es un proceso complejo desde el punto de vista cognitivo donde intervienen muchas funciones: lenguaje, visioespaciales, psicomotrices, función simbólica, conciencia fonológica… Hay niños que no han madurado suficientemente alguna de esas funciones y tienen problemas.
Si hablamos además de alumnado con algunas dificultades específicas, la separación del promedio sucede tan rápido, que prácticamente antes de empezar la enseñanza obligatoria (Primaria) ya han perdido el tren de sus iguales.
5º. La presión de las familias
Algunas familias también presionan lo suyo: “En el cole de enfrente los niños ya leen“; “Mi otro hijo por estas fechas ya leía…”
Hay otra presión familiar indirecta: si han comprado los materiales de las editoriales que cuestan muchísimo, el material tiene que volver a casa terminado.
Y también por qué no decirlo, las familias tienen muchas veces prisa porque sus niños aprendan más rápido y en el fondo, que sus hijos sean los primeros.
En resumen, he tratado de reflejar algunos aspectos negativos de la realidad que está sucediendo respecto a la lectoescritura en Educación Infantil:
  1. Se ha convertido en el aspecto prioritario y casi exclusivo
  2. Se desplazan otros aprendizajes
  3. Se genera estrés
  4. Niños que no pueden seguir el ritmo
  5. La presión de las familias
En una nueva entrada trataré de realizar algunas consideraciones para abordar la lectoescritura en Educación Infantil. 
En una entrada anterior, he descrito algunas situaciones que se producen en Educación Infantil respecto a la lectura y escritura. En esta entrada les ofrezco algunas consideraciones para que el abordaje de la lectoescritura se realice de manera más adecuada.
1º. Es una iniciación
La normativa educativa española habla de iniciación a la lectoescritura en Educación Infantil. Además es un aspecto dentro de los objetivos generales de la Etapa.
2º. Es un aprendizaje más
En la normativa educativa aparece como un aprendizaje más y si hubiera de cuantificar el peso que tiene en el curriculum (en los objetivos, contenidos, criterios de evaluación, áreas y competencias) podemos decir que no es superior al del resto de contenidos.
En ningún momento se alude a que sea el aprendizaje principal, el prioritario, básico… es un aspecto más.
3º. Más protagonismo a otros aprendizajes
En Educación Infantil deben tener más protagonismo otros aprendizajes: les animo a releer de nuevo el Decreto del Curriculum de Educación Infantil de su Comunidad autónoma, verán a qué me refiero.
Pero desde el punto de vista pedagógico (que coincide con la normativa), me refiero:
  1. El lenguaje oral y la comunicación oral
  2. La psicomotricidad fina y gruesa
  3. El ritmo
  4. La orientación y estructuración espacial
  5. Las habilidades sociales
  6. La autonomía personal
  7. El descubrimiento y la experimentación, responder a su curiosidad
  8. La conciencia fonológica
  9. La discriminación auditiva
  10. EL JUEGO.
En algunos países y sistemas educativos que nos aventajan y de los que tenemos mucho que aprender, el aprendizaje sistemático de lectoescritura se inicia mucho más tarde que nosotros y están en cabeza en las clasificaciones educativas.
4º. Experiencias reforzantes en lectoescritura
A la mayoría de los niños les entusiasma inicialmente la lectoescritura. El problema es que de ser algo divertido, se convierte en algo tedioso, estresante e inabordable… y luego hay que fomentar la lectura.
Hay que procurar experiencias reforzantes en el acercamiento e iniciación a la lectoescritura en esta etapa. Si esas experiencias se producen los niños seguirán con interés este aprendizaje. Si las experiencias terminan siendo aversivas, aparecerán conductas de evitación.
5º. Cambiar las expectativas de las familias
Las familias no pueden hacer las programaciones educativas y marcar el ritmo a los educadores: no son profesionales de la educación.
Desgraciadamenteestá sucediendo hace mucho tiempo: no se puede hacer nada desde el punto de vista pedagógico que no cuente con la aprobación mayoritaria de las familias que no tienen ninguna formación pedagógica. Otro día hablaremos de ese tema.
Pero a las familias se les puede explicar y razonar algunos de los argumentos que aquí estoy exponiendo. Especialmente deben comprender, y si no lo comprenden lo tienen que aceptar, que en Educación Infantil se hace una iniciación, que es un aprendizaje más y que otros aprendizajes tienen más protagonismo porque son los cimientos de nuevas adquisiciones.
6º. Los materiales utilizados
La mayoría de los centros utilizan materiales editados para abordar los aprendizajes. Este material es una guía, pero no pueden ser los raíles por los que seguir la enseñanza: esto es incompatible con el modelo que les expongo.
Yo precisamente tengo materiales editados. Se hacen pensando en una población promedio, pero se elaboran como un banco de recursos, no como una guía de vuelo a seguir escrupulosamente.
El ritmo lo marca la propia maestra o maestro, que es el verdadero profesional y “capitan del barco de sus alumnos“
Se pueden hacer más consideraciones pero estas seis son suficientes para empezar:
  1. En Educación Infantil se inicia la lectoescritura
  2. Es un aprendizaje más
  3. Deben tener más protagonismo otros aprendizajes
  4. Experiencias reforzantes en el contacto con la lectoescritura
  5. Cambiar las expectativas de las familias
  6. El papel de los materiales

1 comentario:

  1. Gracias por estar aquí animando con tus comentarios y presencia.
    FELIZ NAVIDAD Y AÑO.
    http://mariposasdecoloresamalia.blogspot.com/2011/12/felicidades-buen-trabajo.html

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...